La Verdad
img
Autor: ElGrillo
Pasa y pasa el tiempo
img
ElGrillo | 19-02-2018 | 10:35| 0

Pasa el tiempo rápido para el que es feliz, largo para el que tiene miedo, lento para el que espera justicia, doloso y esperanzado para el que está muy enfermo pidiendo prórroga de vida.

¿Qué hacer pues con el tiempo?

Supongo que será el que me queda, porque el que pasó, pasó.

El tiempo es como un viaje que recorre etapas de tu vida, pero el camino jamas termina. Sólo el viajero lo acaba, quedando tan solo los recuerdos.

Dónde estoy y dónde voy.

Desafío el discurrir de la fina lluvia paseando por la húmeda arena,

sólo y quizás olvidado, tal como la solitaria playa, a pesar de ello, siento un ensoñamiento placentero que me eleva.

Y en esta espera, el trepidante ritmo de las olas y su regular carencia en el tiempo vienen a recordar nuestra monótona vida. Carente de toda pasión.

Porque tú no estás, y mi tiempo se acaba, con razón o sin razón perdimos la ocasión de ser felices.

Lejos quedan las tórridas noches de verano cuando cogidos de la mano

y envueltos por la luna nos bañamos en plena locura.

Pero hoy….

Como el reloj de Papini, parado eternamente en las siete, teniendo su momento diario de gloria.

Así me siento, paralizado en la némesis de mi existencia, teniendo un solo momento de alegría, el despertar.

Hoy puedo crear, volar, escribir, disfrutar de mi trabajo, de mi gente, me siento vivo. Como un destello de energía, ¡quién lo diría!

Pero, cuidado. Como siempre, a medida que avanza la mañana cae mi ánimo, vuelvo a mi rutina, a mirar sin ver por la ventana de una mañana en gris, a comer y dormir en el mismo lugar, a mi aburrido andar y cruzarme con las mismas caras, en definitiva, a la repetitiva cotidianidad.

Quedo pensando que cada vez mas le parezco al robot de limpieza de casa. Despierta su programación a los ocho y con intensas vibraciones recorre con entusiasmo las habitaciones. Pero dos horas más tarde se apaga, se refugia en su base de alimentación, cargando energía que distribuirá al siguiente día, de nuevo, a las ocho en punto.

A todo esto acostumbro llamarle vida. Pero dice Papini, ¡sé que la vida es otra cosa!

Murcia, 19 de febrero de 2018

Ver Post >
El Ministerio de la Soledad
img
ElGrillo | 05-02-2018 | 1:09| 0

El ser humano es social por naturaleza. La tendencia innata de toda persona a compartir su existencia con otros. Cuando comprueba que no puede establecer ese contacto humano se siente excluido y no le permite ser quien es, y aparece la soledad, su peor enemiga.

Es entonces cuando se sumerge en una monótona rutina, carente de expectativas, de proyectos y de problemas cotidianos.

La soledad obliga a reinventar su vida de nuevo. Adaptarse no es fácil. Ausencia de comunicación y, quizás, limitaciones de movilidad, propician el sufrimiento.

Los motivos pueden ser varios: inactividad, personas con alguna discapacidad, pero sobre todo la vejez y más concretamente la jubilación, fin de la vida laboral y abandono de las principales relaciones sociales. Todo ello supone un sentimiento de desvalorización y dependencia.

Porque el trabajo no es solo una forma de ganar dinero, de tener seguridad para el futuro o un cierto prestigio social, más bien se trata de sentirse útil.

Su pérdida afecta a la vida de la persona en su conjunto, propiciando un estado de soledad y resultando más doloso si es la del cónyuge o pareja.

Un reciente estudio encargado por la ONCE concluye: La soledad abruma a más de cinco millones de españoles con los parámetros enunciados, y diferencia entre las personas que viven solas y aquellas que dicen sentir la soledad, aún viviendo en familia o con pareja.

Y la Cruz Roja Española y el Teléfono de la Esperanza, han advertido que la soledad es un problema cada vez más frecuente. El 70% de las llamadas de mayores de 65 años que atendemos viven sola y su mayor problema que denuncian resulta ser de soledad e incomunicación.

¿Qué dice nuestro Gobierno? Que no puede atender debidamente a estas personas, sus presupuestos actuales no lo permiten y reclama el apoyo de las organizaciones sociales, cívicas y religiosas para paliar el gran problema de la soledad.

f620x350-165637_196655_0

La Fundación Desarrollo y Asistencia propone, como parte de la solución, la participación ciudadana. El voluntariado puede llegar a cada persona que sufre. Política y acción ciudadana se complementan en la lucha contra este creciente estado de soledad, y quizás, antes o después todos seremos objetivo.

La solución del Reino Unido ante esta realidad ha sido crear el Ministerio de la Soledad. Ignoro en que consiste pero debe ser alguna solución integral, pues el 75% de los ancianos de éste país viven solos y quizás pueden pasar meses sin mantener conversación con un amigo o un familiar.

Mi criterio: la búsqueda del contacto personal ha sido siempre lo más terapéutico. Centros de mayores, salones de familia y parroquiales, clubes deportivos que proponen y obligan al dialogo.

Mientras, en la actualidad, la irrupción de las nuevas tecnologías (internet, whatsapp o skype) permiten la posibilidad de mantener una vida social activa sin salir de casa.

Puede que tengamos más amigos con el sistema, pero sigo pensando que la soledad sigue siendo hoy más soledad que nunca.

Las familias se alejan de los mayores depositandolos en centros residenciales, o contratando una extraña para que pase la vida con los abuelos.

Lánguida y triste son las horas en senectud

cuando el alma de los mayores se abisma,

perdiendo el ruido de la vida, y,

llegando a los umbrales del silencio

e instalados en la furtiva SOLEDAD.

Murcia, 5 de febrero de 2o18.

Ver Post >
Nina Simone, la diva de la conciencia negra
img
ElGrillo | 25-01-2018 | 9:20| 0

Se llama Nina Simone, y su vida y música describen una historia de dolor, de intolerancia, de éxito, de pasión y de locura, y sobretodo de compromiso social.

Fue una mujer en combate continuo que luchó por la libertad de su letra y su música, por su identidad y por sus derechos como afroamericana.

Es una artista en permanente conflicto consigo misma como creadora de una nueva forma de interpretar, mezclando arte clásico con el soul del momento.

Se inició en el estudio de la música clásica gracias al empeño de su profesora, una anciana blanca y judía que conocía muy bien la discriminación racial, y que vio en ella el talento para llegar a ser la primera concertista negra de América.

Después de un periodo en la prestigiosa escuela de artistas clásicos de Nueva York, intentó realizar un segundo curso en Chicago pero no fue admitida. El motivo del rechazo fue el que siempre había temido, su cara negra.

Esta controversia se convirtió en un hecho trascendental en su vida. Comenzó a trabajar en clubes nocturnos con un repertorio bastante alejado de su formación clásica.

Pero su voz era personal y diferente. El éxito no tardo en llegar.

Andy su marido, antiguo jugador de fútbol, se convirtió en su manager. Fue una relación de maltrato físico, control y amenazas entre ambos.

Nina sufría depresiones y frecuentes ataques de ira.

Le recetaron pastillas para dormir, estimulantes para subir a los escenarios, y el cóctel no hacía sino agravar su frágil equilibrio.

Por su parte, su marido la obligaba a dar constantes conciertos.

Ella se había convertido en el único sostén de toda la familia y mantener un status económico y social le preocupaba a Andy que ya no daba un palo al agua.

Nina incapaz de romper su matrimonio por su depresivo estado, se convirtió en una cantante admirada y requerida en todos los eventos, pero era profundamente desgraciada.

Por fín Nina acabó abandonando a su marido y a su hija (que le acusaba de malostratos), a su país (por sus críticas contra el sistema y continua violación de los derechos civiles) e incluso a la música.

El exilio voluntario en 1974 le llevó a Liberia de la mano de Mirian Makeba, después a Suiza, Inglaterra y finalmente Francia, su país de adopción y donde admiraba al sublime Jacques Brel.

Señalando su itinerario artístico, versionó temas como ‘Ne me quitte pas’, ‘My way’ o ‘Do not le me be Misunderstood’.

Alguno de sus recitales, lejos ya de su país, se convieron en proclamas incendiarias contra el abuso de poder del gobierno establecido.

Diez años más tarde situó a ‘My baby just cares for me’ en el número 1 de la lista de éxitos.

A principios de los 90 se le diagnosticó trastorno bipolar dando así respuesta a su ansiedad, a su carácter cambiante y su incapacidad para gestionar su vida y su carrera. Una medicación adecuada y la ayuda de un nuevo manager propició que volviera a ocupar el lugar de los mejores artistas, consiguiendo retomar el gusto por su piano y subir a los escenarios a disfrutar y no como una obligación esclavizante como estuvo sometida toda su vida.

La cantante murió en el año 2003 a la edad de 70 años a causa del cáncer.

Hoy, cuando su herencia musical y su compromiso artístico es reivindicado por las jóvenes generaciones del jazz y el soul, la voz de Nina, esa mezcla siempre en tensión de gravedad y dulzura, se escucha mas actual que nunca.

Una voz por la que parece fluir como una corriente eléctrica, surgida desde el mismo fondo de su alma, en un susurro que grita, llora y gime, transmitiendo todas las sensaciones que el alma humana es capaz de experimentar.

Murcia, 25 de enero de 2018

Ver Post >
Por favor, un órgano para vivir
img
ElGrillo | 12-01-2018 | 7:47| 0

Hay personas que mueren por honor, como los samuráis. Algunos lo hacen por su dios. Pero otros, los menos, mueren para permitir que los seres que más quieren vivan.

Farima, una chica de 12 años de edad y de familia pobre, vivía con sus dos hermanos, sus padres y su tío.

Su hermano menor, Monet, tenía un riñón apagado y el otro funcionaba muy mal. Su padre venía teniendo problemas de vista, dificultando cada vez más su trabajo en el campo, peligrando la única fuente de ingresos de la familia. Por último su tío padecía cirrosis hepática.

Durante largas noches escuchaba a sus padres discutir y lamentar la situación, oyéndoles decir que lo único que podría salvarles era un trasplante de riñón, de córnea para la progresiva ceguera de su padre y un hígado para el problema de su tío.

Faima encontró la solución a los problemas de su familia. Daría su vida para con sus órganos devolver la esperanza y la vida al resto de su familia.

Al amanecer de un soleado día y aprovechando que nadie había en casa, Farima llevó a cabo su plan, ingiriendo una gran cantidad de endosulfán, un insecticida prohibido por su toxicidad en muchos países.

De pronto, corrió hacia el campo donde su padre trabajaba. Al llegar le contó que alguien le había puesto veneno en su bebida y quizás por ello le dolía mucho el estómago. Inmediatamente fueron a la farmacia para conseguir las medicinas necesarias para aliviar el dolor, pero sin ningún resultado.

En poco tiempo la situación de Farima empeoró y murió antes de llegar al hospital más cercano.

Un día después de la cremación del cuerpo de Farima, su madre encontró en su cama una nota dirigida a su padre. En ella Farima pedía que después de su muerte, sus ojos fueran donados a su padre para curar su problema de vista, sus riñones para su hermano para solucionar su enfermedad renal y el hígado para su tío que resolvería su infección hepática.

Aún cuando se hubieran conocido las intenciones de Farima antes de su incineración, posiblemente no habría servido de nada, ya que el endosulfán habría contaminado los órganos trasplantados.

No es una historia de cuento, tampoco una moraleja. Se trata de un cruel relato que sucedió hace seis años en un lejano pueblo de Calcuta. Y cuyo gobierno provincial al conocer los hechos ofreció a la familia toda ayuda económica y medios para solventar los problemas de salud de la familia.

España es el país con mayor tasa de donación de órganos del mundo y de forma altruista, y nuestro Hospital Virgen de la Arrixaca está a la cabeza del país.

Cada día la lista de espera se incrementa, pero tú puedes aliviarla inscribiéndote como donante.

Murcia, 12 de enero de 2018.

Ver Post >
Estrella de Navidad
img
ElGrillo | 26-12-2017 | 8:21| 0

Las luces intermitentes de los grandes almacenes, los barrocos adornos colgando, la parafernalia de los brillantes escaparates distorsionando las miradas y reclamando nuestra presencia. Todo está armoniosamente preparado para provocar tu consumo.

El repetitivo sonido de los villancicos producen sentimientos. Primero de alegría y después de melancolía y tristeza: “Beben y beben y siguen bebiendo, y campanas y más campanas y por fin el chirriquitin” (mi favorito).

Todo ello hace que esta noche sea distinta a las demás

Entre la multitud, que entra y sale de los almacenes, vemos familias cualificadas, distraídas y risueñas. Pero también observamos personas desteñidas, sin rumbo aparente, sentadas en cualquier lugar, como fuera de contexto, se les ve pero no se les mira.

Ellos saludan sin levantar la vista en una cantinela repetitiva y tienden su mano. Son los indigentes.

A las afueras de la ciudad se alza un campo de refugiados procedente de países en guerra, instalados en tiendas preparadas por el voluntariado y arropados con mantas facilitadas por las ONG.

Seis mediocres focos alumbran su espacio encharcado. Alivian el intenso frio mediante hogueras encendidas en el exterior. Y quince puntos de agua a lo largo de todo el campo para su aseo personal.

Circundando el cielo del campamento un dron puesto en órbita por el gobierno del país vigila sus movimientos.

belen-irak

Pero observo en sus caras ilusión y optimismo, se sienten seguros y no dudan que a partir de ahora comenzarán una nueva vida.

De pronto, y de no se sabe donde, aparece una estrella de brillante cola, provocando un gran apagón, toda la ciudad enmudece, las personas quedan inmóviles el silencio se hace irrespirable acompañado de una atronadora nube seca relampagueante.

view

Sólo los parias e indigentes se percatan de tal situación y reaccionan. Todos se dirigen al mismo punto de encuentro. Paso lento primero como con temor, luego van acelerando su caminar para encontrarse ambos grupos en un lugar final donde habita una familia con algunos animales.

Se miran unos a otros, se saludan tímidamente, y se abrazan llevados de un entusiasmo nunca vivido.

¿Qué les está pasando?, ¿qué calor fraternal perciben? Jamás lo habían experimentado, ya no se sienten solos, algo les está ocurriendo.

58db6d1b3daf5

Desde la bóveda galáctica truena una potente voz: «¡Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad! No temáis, no sintáis miedo, nadie podrá haceros más daño. Alguien acaba de nacer, es un hombre bueno misericordioso y de paz. Salid a su encuentro, su lugar no tiene pérdida si lo buscáis con amor, esperanza y perdón a los que os agraviaron».

Displaced Iraqi Christian children who fled from Islamic State militants in Mosul, gather around a Christmas tree at a mall still under construction, used as a refugee camp in Arbil December 24, 2014. REUTERS/Azad Lashkari (IRAQ - Tags: SOCIETY CIVIL UNREST)

Displaced Iraqi Christian children who fled from Islamic State militants in Mosul, gather around a Christmas tree at a mall still under construction, used as a refugee camp in Arbil December 24, 2014. REUTERS/Azad Lashkari (IRAQ – Tags: SOCIETY CIVIL UNREST)

Mientras el resto de personas y familias cualificadas y acomodadas siguen su tramoyante deambular por los pasillos de los grandes almacenes comprando y celebrando su particular fiesta navideña.

Porque en verdad no es un día cualquiera, es Navidad

Murcia, 24 de diciembre

Ver Post >
Sobre el autor ElGrillo
Gusto de narrar mi entorno más inmediato, con frases pequeñas y bonitas.

Últimos Comentarios

ElGrillo 26-09-2016 | 14:51 en:
Buscando un futuro
adepradosanz_650 26-09-2016 | 08:43 en:
Buscando un futuro
ElGrillo 28-06-2016 | 20:30 en:
Fronteras del miedo

Etiquetas

Otros Blogs de Autor