La Verdad

img
Categoría: Música
Gerry Rafferty

Con demasiada frecuencia vemos cómo algunos artistas, unos más y otros menos famosos, incrementan la lista de maldecidos, es decir, los que casi nunca han sido felices en su corta vida.

Pero su muerte, y a pesar de no conocerles personalmente, por algún tiempo formaron parte de nuestras vidas. Disfrutamos con sus canciones y conciertos, pero cuando fallecen nos dejan un vacío que sólo rellenamos con otra estrella.

Hoy hablo de Gerry Rafferty. Pertenece a ese desgraciado club quizás no conocido por la mayoría porque en su discreta vida así lo decidió.

Pero siempre nos quedará su inolvidable ‘Baker street’ para recordar y reconocer su talento. Un desgarrador sonido de saxo, un órgano que fijaba la cálida base y finalmente un electrizante rasgueo de guitarra masajeando el diapasón.

Contrasta con la sencillez de Gerry, su guitarra clásica y la voz modulada como pidiendo perdón, así con esa mirada perdida, y sus gafas “parabrisas” siendo reflejo de su identidad y estética de aquel tiempo.

Pero en el mismo álbum, ‘City to city’, su mayor éxito y en solitario, 1978, incluye, ‘Right down the line’ la mejor melodía escrita por Gerry, según la especializa crítica del momento.

Otro éxito, ‘Stuck in the middle with you’, un tema rock pero con espíritu del folk. Rescatado en 1992 por Tarantino para su importante secuencia en la película, Reservoir dogs.

Escoces de nacimiento tuvo una infancia difícil, marcada por un padre alcohólico y maltratador que falleció cuando éste tenia 16 años.

Después de una vida ahogada en la botella y luchar contra una larga enfermedad, murió a los 63 años, acompañado sólo por su hija.

El músico de folk-rock mas famoso de Escocia, se convirtió en una influencia para su generación por su estilo sencillo.

Misántropo, inseguro y ermitaño se negó a trabajar con Eric Clapton o McCartney. Su carácter tímido y ajeno a la notoriedad se lo impidieron.

Como reconocía su mujer, que le dejó en uno de sus muchos momentos de crisis, “libraba una verdadera batalla contra el alcoholismo que al final le venció, mutilando su creatividad y en definitiva su futuro”.

Murcia, 24 de octubre de 2017

Ver Post >
De Marvin Gay a Marvin Gaye

Se presagiaba la inminente tragedia. Sumido en un declive artístico y emocional, dos divorcios, drogas y alcohol, interminables sesiones de porno y continuas discusiones con su padre, el reverendo Marvin Gay.

Ambos irreconciliables. El padre le reprochaba su inútil y viciosa vida teniendo, en cambio, un talento para la música, pero le decía que debía usarlo para glorificar a Dios, no para celebrar sus deseos carnales.

El hijo siempre repudió a su padre, que había abusado de él durante su infancia y aplicado una estricta educación represiva de carácter religioso.

Para significarlo añadió una ‘e’ a su apellido, no sólo para imitar a su admirado Sam Cooke sino para alejarse de la supuesta homosexualidad de su padre.

Temía, en su permanente paranoia, que entraran en casa para hacerle daño. Dormía con su revólver en la mesilla y pasaba las horas leyendo el Apocalipsis y los salmos del Levítico.

Pero ni en su peor pesadilla podía sospechar que sería su padre quien le descerrajaría un disparo letal después de una de sus frecuentes trifulcas y que en esta ocasión acabó en tragedia.

Su leyenda artística se inicia con la prestigiosa discográfica Tamla Motown. Primero formando dueto con Tammi Terrell, temas como Ain´t No Mountain High Enough.

Unidos por una amistad inquebrantable cuando ella murió en 1970 por un tumor cerebral, él mostró los primeros síntomas de desequilibrio emocional. Apenado por su muerte, tanto le afectó, que se retiró de la música probando fortuna en el fútbol americano. No funcionó.

Pero seguía siendo ‘El príncipe del soul’ y volvió a los estudios de música, donde le recibieron con los brazos abiertos, dando a luz, quizás a su tema más emblemático What´s Going On.

Su versión ‘sunny’ de Bobby Hebb, particularmente me causa una impresión sublime, me eleva y habla la calidad gutural de este artista, superior a cualquier otra versión. Es mi opinión.

La importante venta del álbum facilitó a Marvin renegociar el contrato, convirtiéndose en el artista de color mejor pagado del momento.

La discográfica no se arrepintió porque alumbró el memorable Let´s Get It On. Aquel disco era un vendaval de sensualidad, música cargada de erotismo.

Años más tarde, por desavenencias con la productora rompió con la Motown. Firmando por Columbia y grabando otro éxito Midnight Love.

A pesar de los nuevos éxitos, durante diez años más con este sello, nadie presagiaba su caída.

Acuciado por las deudas, su mujer le abandona por su mejor amigo, le denuncia por malos tratos, problemas con las drogas y su incipiente locura terminó por desestabilizarle suspendiendo giras muy importantes.

Finalmente, se recluyó en su mansión de Los Ángeles y volvió a vivir con su padre. Grave error. Seguía dominado por la enfermiza relación con éste. Así acabó, como no podía ser de otra forma.

Faltaba un día para cumplir los 45. El pastor de la iglesia pentecostal acabó con su más querida y odiada oveja, su Marvin con ‘e’, con sus penurias y su exitosa carrera.

El la sala de juicio, el juez que condenó al Sr. Gay a seis años de cárcel le preguntó si había amado a su hijo y respondió:

– «¡Quería salvar a mi hijo, le veía poseído por el diablo!», y añadió, «¡tan sólo fue un error de nacimiento!».

Cinco de junio de 2017

Ver Post >
Sobre el autor ElGrillo
Gusto de narrar mi entorno más inmediato, con frases pequeñas y bonitas.

Últimos Comentarios

ElGrillo 26-09-2016 | 14:51 en:
Buscando un futuro
adepradosanz_650 26-09-2016 | 08:43 en:
Buscando un futuro
ElGrillo 28-06-2016 | 20:30 en:
Fronteras del miedo

Etiquetas

Otros Blogs de Autor