La Verdad

img
Categoría: artículos de opinión
Simetrías

 

 

La vida está llena de simetrías.  Sospecho  —y bastantes leyendas circulan sobre esto—que cada cual tiene su gemelo en otra parte del mundo.  Aristófanes narraba en El banquete  una fábula al respecto. El humano era un cilindro pomposo y engreído :”los cuerpos eran robustos y vigorosos y de corazón animoso, y por esto concibieron la atrevida idea de escalar el cielo y combatir con los dioses”, apuntaba el dramaturgo.

Júpiter quiso bajarles los humos y los partió por la mitad. De esta forma no les quedó otra que buscar ayuda y apoyo en el otro. La necesidad del otro nos obliga a aterrizar en lo cotidiano y practicar el noble arte de la humildad.

Quién sabe si Júpiter decidió que estaríamos jodidos hasta el fin de los tiempos si el infortunio nos impedía encontrar a nuestro simétrico. Tal vez, para bajarnos los humos llenó el universo de galaxias calcadas de esta.

La NASA anuncia que ha descubierto un sistema planetario similar al nuestro, con siete planetas. Un lugar ideal, dicen los expertos, para buscar gemelos terrestres. Un lugar quizás también con vida. ¿Se imaginan que de verdad hay vida ahí fuera?¿Que este mundo en realidad está enloquecido, paranoico porque ha de encontrar a su gemelo en este nuevo sistema simétrico del nuestro?

El nuevo sistema está a 40.000 años luz de nosotros al fondo a la derecha, en torno a la estrella enana ultrafría TRAPPIST-1.

La vida es simétrica, dice Stephen King. Y es cierto. Nacemos y morimos solos. Muchas personas entran en nuestra vida y se marchan del mismo modo. Si uno observa su propia biografía, encontrará muchos paralelismos. Con los amores, con los amigos, con los oficios y hasta con los viajes.

La vida es circular, decía Borges. Y es cierto. No sabemos por qué pero nuestros pasos vuelven siempre sobre los mismos lugares y también sobre algunas personas, como si formasen parte de nuestro paisaje vital. Hay ciudades en las que somos reincidentes y otras que jamás pisaremos. Hay barrios y tiendas de barrio que estaban contigo en tu infancia y permanecen hoy, después de tanto tiempo, después de los avatares. Después de haber vivido al otro lado del mundo.

Nuestra vida son círculos concéntricos semejantes a las ondas que se hacen en el agua cuando tiramos una piedra. Ondas que reproducen el viaje del sonido. Ondas circulares como los anillos de Saturno. Ondas circulares como muchos planetas porque la Tierra ya saben ustedes que no es redonda, es ovoidal. O sea, gemela del huevo

En la naturaleza, las estructuras se repiten. Las mariposas y su simetría nos enseñan que existe belleza a cierta distancia porque, de cerca, con un microscopio, quizá su visión nos aterrorizaría. Los valles y montañas de la superficie son similares a valles y montañas bajo el océano marino. Las líneas de nuestra mano las equiparo al verdor fresco de las hojas que acompañan a las flores. Los pistilos almenados tienen la connotación innegable y sexual del pene en erección…Por no hablar de esas flores de gran clase y elegancia. Las calas (Zantedeschia aethiopica).

La infancia y la vejez también se asemejan. Incluso Nietzsche aseguraba que la madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño.

Encontrar el equilibrio en nuestra maltrecha simetría humana (ya saben, un ojo más grande que otro; una pierna más larga que otra) sería ya la perfección del círculo. Quién sabe, tal vez, en uno de esos itinerarios circulares y reincidentes hallemos esa paz. La tranquilidad que sólo otorgan la frialdad de los números.

 

 

Ver Post >
Los niños tristes

Existe una Navidad que no aparece en los anuncios de bombones, ni en los de los grandes almacenes. Hay niños pobres, sí, pero hay otros niños con problemas aún mayores que el de no tener el regalo deseado o el manjar de azúcar y chocolate.

Hay niños que tienen miedo de sus superiores; Sujetos que, se supone, les tienen que ayudar a ser mejores, a triunfar. Hay niños aplastados por adultos con mentes sucias y actos de mierda.

Las declaraciones recientes de Peñalver no me pillaron por sorpresa. La personas abusadas, sometidas, pueden intentar ser encantadoras, pero destilan siempre esa mirada de desconcierto y esa enorme dificultad para relacionarse con naturalidad con los otros. Y a Peñalver lo conocí hace unos cuatro años cuando ejercía de jefa de producción de un programa. Me parecía increíble que un hombre tan, tan guapo fuera al mismo tiempo tan, tan triste.

Lo que hemos conocido recientemente, el comportamiento intolerable del entrenador Miguel Ángel Millán con tantos chavales no es algo nuevo, por desgracia. Cuántas veces la figura del padre y mentor coincide con las del déspota insensible, con esa persona que no sólo machaca psicológicamente al pupilo en pos de los resultados sino que, además, en este caso, les toca, se mete con ellos en la cama, se espera a que se duerman, se ponen sobre ellos, se masturban sobre ellos. El horror sobre ellos.

No sé qué haría con gentuza de esta calaña. Millán, con 66 años, ya ha hecho tanto daño a tantas criaturas que no hay castigo que solvente sus acciones. Ninguno. Porque a los chavales los estigmatizará de por vida y estarán merced de otros hijos de puta como Millán. Es un fantasma que jamás les abandonará. Se sentirán sucios y culpables. Quizá, cuando hagan el amor, se preguntarán si el otro sentirá el asco inmenso que sintieron ellos cuando esos adultos sin corazón ni entrañas les tocaban sus genitales y se excitaban enfangados en esa perversidad inhumana.

Sé que no pega, pero me ha resultado imposible permanecer impasible—y valga la aliteración—ante estas denuncias; ante la de una Gloria Viseras que ha visto como se ha archivado el caso de su presunto abusador Jesús Carballo , con más de 14 denuncias de otra chicas como ella.Ante  todo lo que se ha revelado contra Barry Bennell y los casos conocidos en los equipos británicos: Manchester City o Stoke.

Lo peor de todo es que las sospechas sobre ciertas personas no son nuevas y mucha gente prefirió mirar para otro lado en pos de los resultados. Lo peor de todo es que estos chavales de la élite deportiva han sacrificado su vida y le han dado gloria y dividendos a estos indeseables. Lo peor de todo es que han sido admirados no sólo por ellos —de ahí que la traición duela más— sino por toda una sociedad engañada. Lo peor de todo es que su figura de autoridad ha permitido el abuso y el silencio.

Hay tantos niños tristes entre nosotros que me aterra. Quiero que estos auténticos grinch, estos cerdos con pústulas se extingan para siempre en el infierno del que proceden pero, por desgracia, estas cadenas de dolor y humillación tienen algo vampírico y el abusado, a veces, se convierte en abusador.

Tenemos que parar esto. Tenemos que pararlo ahora. No permitamos ni una sola navidad más con niños tan, tan tristes

Ver Post >
Transexuales

 

 

 

 

Somos unos analfabetos emocionales. Nos enseñan a leer, a escribir, la tabla de multiplicar pero nadie habló de gestionar la ira, los celos, el deseo, la tristeza, incluso la alegría y el entusiasmo. Por tanto, si carecemos de educación en aspectos básicos y vitales de nuestra existencia, imaginen el desconocimiento atroz para tratar con una persona que nace con un sexo y se siente de otro.

Imaginen a ese niño de 10 años que no sabe si acudir al lavabo de hombres o de mujeres. Que preferiría vestir una falda, en lugar del pantalón. O a esa niña que se siente extraña en su piel y que prefiere callar ante la incomprensión de sus progenitores o el ámbito social que la rodea. Y sobrepasa la complicada barrera de la pubertad con unos pechos que no quiere, que no siente como propios y que, probablemente, le acompañarán gran parte de su vida, si no toda.

La Administración está tomando conciencia de esta realidad manifiesta y contundente pero le ha costado su tiempo y todavía en muchos lugares se cuestiona si alguien que es mujer, pero tiene pene de hombre, puede someterse a la operación de cambio de sexo, con coste a la Seguridad Social. Nadie se plantearía algo similar en el caso de una apendicitis, por poner un burdo ejemplo.

Las infinitas complicaciones vitales de los transexuales sólo las conocen con detalle quienes las sufren de cerca. Algunos podemos vislumbrar esta realidad, gracias a charlas como la que escuché este verano del doctor Guillermo González Antón en la Universidad de Oviedo. Podemos sensibilizarnos con detalles escalofriantes de las operaciones a las que se someten y podemos concluir que, efectivamente, nadie haría algo semejante por capricho.

Los costes actuales de dichas intervenciones rondan los 40.000 euros. Son operaciones difíciles, de recuperación lenta y dolorosa.  A menudo, con infecciones y complicaciones que les impiden llevar una vida corriente y moliente. Por supuesto, el transexual se tiene que olvidar del placer en esa zona, tal y como lo conocemos los hombres y mujeres que nacemos con un sexo que se ajusta a lo que nos sentimos por dentro.

Por tanto, insinuar que la operación de cambio de sexo es algo así como un capricho; que está emparentado con la estética, es errar por completo. Nadie se mete en un quirófano por experimentar.

Sinceramente, más atroz que todo el proceso al que se deben someter los transexuales para lograr que la Sanidad Pública les realice la operación (como el alegar motivos psicológicos, e inclusive enfermedad mental) considero que pueden ser esos años de crianza para los propios niños y sus padres.

Si no sabemos gestionar el estrés ¿Cómo pretendemos comprender lo que supone nacer con una disforia? (término que quizá tampoco les guste a los afectados. A mi me parece igual de espantoso que la palabra “discapacitado”).

Sería ideal que pronto los baños de los colegios públicos también contemplasen esta diferenciación, esta peculiaridad. Y sería casi un sueño que las palabras dejasen de condenar a los individuos por nacer de una determinada manera, adquirir una enfermedad crónica o quedar en una silla de ruedas por el motivo que fuere.

Quizá sea pedir demasiado a una sociedad que cada día nos uniforma más, que aísla lo diferente y lo subversivo, en lugar de observarlo desde un punto de vista objetivo y aceptarlo sin juzgar. ¿Por qué lo diferente ha de ser sinónimo de malo? ¿Por qué hay tanto miedo a lo distinto?

Amigo que tachas, pones etiquetas y juzgas. Algún día ese mismo castigo caerá sobre ti y te tropezarás con el muro de la incomprensión ajena. Por nadie pase.

 

 

Ver Post >
Guiriland: paquetes

Hombres del mundo: ¿Qué ser vivo os ha dicho que los bañadores slip os sientan bien?. ¡Ay, la virgen! Una no gana para disgustos aquí en Guiriland. Ya los he visto de todos los colores ¡¡Incluso blancos y gris perla!!. Da igual que tengáis cuerpos esculturales. Llevar el paquete ahí, arrepretao, huevo contra huevo, casi como pidiendo auxilio, es hortera, soez, vulgar. ¡Horroroso, horroroso!!
Vale que en tierras de guiris uno se sienta desinhibido y juguetón. Que ande por la vida con minifaldas, ultra-shorts, flores en el pelo y luces en la cabeza. Pero esto no, señores. Sus bultos a las orillas de la playa me provocan arcadas. Es como un mondongo embutido en una tripa de elastán. Un globo irregular que parece haberse reventado en algún cactus morboso y fuese soltando el aire a regañadientes. Un blandiblub deforme.
Ya sé que esto es clamar en el desierto. Que a la orilla del mar encontraremos un sucedáneo de morcilla cada siete trajes de baño gayumberos pero, por el bien de nuestra vista, he de insistir en ello.  Por cierto, especímenes con algo de barriga, michelín y demás, abstenerse totalmente. Vamos, que si quieren humillarse a sí mismos sólo tienen que ponerse un bañador- paquetero sobresale-lorzas.
Es la técnica que utilizo yo misma para desmitificar y quitar importancia a ciertos personajes del mundo real. Es imaginármelos de esa guisa y soy capaz de perdonarles hasta la ofensa más gorda del mundo. Criaturas.
Aquí en Guiriland puede suceder de todo. Lo mismo te tropiezas con una batucada en la arena, que aparecen chicas vestidas con tutús azules repartiendo publicidad de un centro comercial o que un bañista decida llevarse al loro para que también disfrute de la brisa marina. Podría ser un sueño surrealista pero no, no lo es. Todo es cierto y real como la vida misma. Como el chorrete de sudor que baja desde los senos al tobillo. Al igual que el vocabulario despiadado e inverosímil de las pollitas de mi urbanización. Ahora les ha dado por tararear lo siguiente: “bollera, cabrona, tonta hija de puta”. Así, como suena. De tirón. Charming.

Ver Post >
Amigovio

La vigésimo tercera edición del diccionario de la Real Academia de la Lengua ha incorporado una palabra nueva. Esta es “Amigovio”.  Suena tan fea que llama la atención. Según la RAE un amigovio es una “persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo”.  Según los expertos lingüísticos  esta definición  es un término coloquial popular en Argentina, Paraguay, Uruguay y México.

Imagino que es la versión latinoamericana de follamigo que, personalmente, también me parece un horror.

Amigovios y follamigos no son nada, ni chicha ni limoná. Entiendo que haya personas a las que este tipo de relación ligth, pan sin sal, sucedánea y sin implicación emocional ninguna les enganche, incluso les guste, pero ¿Había necesidad de torturar a la humanidad con semejantes palabros?


En cualquier caso, se me ocurren varias consideraciones al respecto: amigovio, me suena a agobio. Quizá a nuestros coparlantes de América Latina les resulte lo más chévere pero, personalmente, para mi combina lo peor de una relación indeseada: un amigovio es esa persona que tú quieres más que él a ti y que, encima te exige. No mucho, sólo cuando pica en determinado sitio.


Es interesante la necesidad que tenemos de ponerle nombre a todo. Si esa relación no es nada ¿Por qué hay que designarla? Si una relación no es relación ¿No sería más correcto que se quedase anclada en el limbo de los conceptos sin nombre? Si uno quiere definir “algo” que sea para ennoblecerlo, para menospreciar y denigrar ya está la vida real, que es muy puta.


Lo cierto es que cualquier tipo de relación pasa por tantas fases que si anduviéramos que estar definiendo a cada rato, sería agotador. Yo que amo las palabras, que considero que pueden cambiar el mundo, tiro a la basura amigovio y follamigo. Es más, voy a dar de baja a mis amistades que me las mencionen a menudo. Pasarán de “amigos” a entes carentes de fundamento e incluso sentimiento.


Amigovio y follamigo son fruto de esta sociedad despersonalizada y cruel. El ser humano cada vez importa menos. Al otro, al que nos acompaña en el camino de la vida, le rebajamos, lo colocamos en la estantería “low cost” y esperamos que encima lo acepte encantado. Pues yo no paso por ahí. Prefiero quedarme sin amigos o, como decía John Lennon, sólo con los adecuados.


Rebajar al ser humano a su extinción completa es algo imparable. Vas un peaje y no hay nadieTe gastas 300 euros en una de esos grandes almacenes que venden toallas, macetas y te invitan al bricolaje suicida (y no, no nombraré a la susodicha tienda) y encima pretenden que tú te auto cobres. Me parece impresentable. Lo último será lo siguiente. Cuando vayan a un parking de un aeropuerto lo encontrarán vacío. Las empresas prefieren pagar de más si algún cliente se pasa de listillo, a tener contratado un señor de carne y hueso que te pueda resolver un problema. Un tipo se te aparecerá tras una videollamada. Quizá cuando la tecnología mejore, nos pondrán un holograma. Y como somos unos borregos insensibles y sin corazón, tragamos con todo.

 

Hay palabras que la RAE debería repugnar porque rebajan la categoría y la clase. Si dos follan y entre ellos no hay nada me parece perfecto, pero, por favor, dejen al lenguaje en paz.

Ver Post >
Empatizar, no idiotizar

Soy una firme creyente de la empatía. Mi error es que, a veces, empatizo tanto con el de al lado que me perjudico. Me ha pasado mucho. Hay momentos en los que hay que decir BASTA.

Ayer me pareció muy bien la arenga que aquel periodista lanzó a los etarras que se reunieron en un matadero de Durango. No podía estar más de acuerdo con él. Creo que muchos de nosotros sentimos igual. Pues bien, lo creáis o no, otros periodistas colegas consideran que fue un acto impropio, que el periodista en cuestión estaba adoctrinado y esgrimían algo parecido a esto: “como es Intereconomía vamos a atacarlo porque es un medio de derechas”.

Estoy harta de la superioridad moral de alguna izquierda y de la tontería de algunos periodistas de izquierda (Y os lo dice alguien que se considera de izquierdas). Un auténtico periodista debe saber estar en un punto de observación. Puede tener sus simpatías o antipatías pero lo que falta en nuestro país, sobre todo, es SENTIDO DEMOCRÁTICO por parte de todos.

Por parte de la izquierda que se siente superior y por parte de la derecha que, a la chita callando, acomete reformas que agreden de muerte al estado de bienestar y el derecho de las personas, como la reciente modificación de Ley del Aborto.

Llevo años diciéndolo. Cuando trabajé en comunicación dentro de una Administración veía con claridad que es imposible hablar, imposible ser diferente en un entorno como aquel y que cuando hay cambio de gobierno, los primeros que caen son los periodistas de un ala o del otra, dependiendo quien esté.
Los que intentamos mantenernos al margen de un partido o de otro lo tenemos aún peor. Lo tenemos francamente jodido. Así de claro.
¿Cual es nuestro destino?

Yo os lo diré: el autoempleo si tenemos suerte y conseguimos buenos clientes o, directamente, trabajos de mierda por sueldos de mierda.

Es muy fácil ser insobornable desde una trinchera en la que estás protegido y resguardado. Lo difícil es ser insobornable y contar con opiniones diferentes en territorio “enemigo”.

Hemos de aprender a escuchar puntos de vista contrarios a los nuestros
A este país le pierden los sectarismos.
Siempre seremos un Estado endeble, triste, mediocre.

PD. EL PERIODISTA EN CUESTIÓN SE LLAMA Cake Minuesa

Ver Post >
Sobre el autor lolagracia
Periodista y escritora. Responsable de la empresa de Comunicación G Comunicación Creativa, gestora cultural columnista de La Verdad de Murcia y colaboradora de Onda Cero Murcia

Últimos Comentarios

mesasilla 27-10-2017 | 06:14 en:
La bestia sutil
lolagraciaexpo 27-06-2017 | 10:10 en:
La lista de Katy
mesasilla 20-06-2017 | 16:46 en:
Despatarres
mesasilla 20-06-2017 | 16:44 en:
La lista de Katy
mesasilla 15-05-2017 | 06:53 en:
Ciberataques y exhumaciones

Categorías

Etiquetas

Otros Blogs de Autor