La Verdad

img
Categoría: literatura
Mentiras por compasión

La última película de Woody Allen, Magia a la luz de la luna, nos devuelve la fe en el amor y en la ternura y nos plantea una idea básica. Si una mentira es capaz de hacernos felices ¿Por qué negárnosla? La pizpireta Emma Stone da vida a una supuesta médium, figura muy de moda en los felices 20 donde el contacto con el más allá era un acto social, casi como jugar al bridge.
Sin spoilear demasiado, añadiré que esa pregunta que queda en el aire me invita a la reflexión. ¿Las mentiras son necesarias para soportar la vida? Mi querido amigo Juan Carlos Calderón estaba convencido de ello y me encantó cuando la protagonista de la peli repite con precisión casi milimétrica aquello que él tanto decía. Hay mentiras imprescindibles para levantarse cada mañana.
Hay mentiras que funcionan, como  afirmar aquello de que el tiempo pone a cada uno en su sitio —casi siempre es así, pero no siempre—; O que cuando alguien muere no se va del todo.Por eso compramos sin dudar los amores eternos, las recetas para la felicidad, las películas con Happy End y la consabida leyenda: “Cuando una puerta se cierra siempre se abre una ventana”. Normalmente cuando una puerta se cierra, se cierra y punto y en muchas ocasiones es una putada pero ¿Qué necesidad hay de ser tan jodidamente sincero ante una persona que acaba de perder lo más preciado de su vida? Claro que sí, la mentira es compasiva.
Hay mentiras preventivas, beneficiosas, necesarias.  Para mi amiga Ana María Tomás, la mentira es, incluso, una norma básica de cortesía: “¿Tú crees que he engordado es navidades? –No, para nada, estás estupenda como siempre”. Yo, sin embargo, me aparto del auto engaño y desprecio el engaño ajeno. Cuando me descubro víctima de una mentirijilla, por pequeña que sea, mi autoestima queda a la altura de una boñiga de vaca. Prefiero pesarme y aterrorizarme con 700 gramos de más en la báscula, probarme ese vestido que se aprieta dolorosamente en las nalgas, a ir todo el día en mallas pensando que soy como Audrey Hepburn.
Sin embargo, he de admitir que yo miento, miento mucho. Me invento historias continuamente, saboteo la realidad cuando veo que se acerca peligrosamente a la felicidad porque, sí, lo confieso, pertenezco a ese grupo al que le aterra y desconfía de la perfección. Cuando la vida es dulce, casi empalagosa, me pongo en guardia, no me lo creo. Por tanto, prevengo el bienestar absoluto con mentiras negativas y así estar preparada ante una sangrante verdad dolorosa.
Así que entro en una contradicción flagrante: yo exijo sinceridad pero me echo mentiras de las malas y me invento personajes, historias que nada tienen que ver conmigo. Sí, la mentira es como un juego y quizá sea como ese personaje de Truman Capote, Holly Goligthtly. Es decir, francamente falsa.
Eso sí, en el día a día, tengo un cuerpo y una cara incapaces de mentir. Son de una honestidad brutal. A veces, creo que tengo un cerebro como el de Homer Simpson, quiero callarme algo y no lo consigo; pretendo disimular un disgusto y lo empero. Conocer todos los recovecos del lenguaje no verbal me resulta inútil cuando me duele el corazón, cuando la ira se te agarra a las tripas. Los seres emocionales somos así. Las alegrías y las tristezas las vivimos intensamente y el mundo afectivo manda, es una brújula que cambia nuestro destino, nuestra vida, nuestros hábitos. Los emocionalmente transparentes lo tenemos jodido. Sí, en algunos casos, la mentira es imposible.

Ver Post >
EL IMPERIO DE YEGOROV: Ni Nabokov lo hubiese hecho mejov

 

Manuel Moyano, fotografiado por Vicente Vicens

Maravillada con la última novela de Manuel Moyano El Imperio de Yegorov. Es atrevida, divertida, audaz, irónica; Tiene un argumento muy, muy original, muy de actualidad y un final redondo que proclama las grandes verdades de la vida, acerca del poder y la ambición.

Una novela que la podrían llevar al cine, o hacer una teleserie americana del estilo de “Perdidos”.
El imperio de Yegorov muestra una maestría insuperable en la creación de personajes y en eso que los guionistas denominan el backstory.
La combinación de localizaciones tan dispares como Nueva Guinea, California o Japón sorprende y deleita al lector, así como la recreación del estilo de vida de las grandes estrellas de Hollywood, congresistas de los USA, periodistas que se acercan al reportaje vivencial; poetas laureados y vendidos al mundo del best-seller y científicos locos que persiguen el sueño de la inmortalidad.
La sonrisa, la sorpresa hacen del Imperio de Yegorov, una novela que no da tregua, que emana inteligencia, creatividad, virtuosismo en el manejo de diferentes estilos narrativos.
En una palabra, querido Manuel Moyano te has salido. Esto es una exageración y eres un puto genio.
MIL FELICIDADES

Ver Post >
Parejas reales

Hay parejas tan hermosas que uno hasta agradece (literariamente hablando) que muriesen jóvenes.   No me malinterpretéis, no soy una coleccionista de cadáveres pero, sin duda, hay historias de amor que superan la barrera del tiempo porque sus cónyuges se fueron juntos y jóvenes. Es el caso dela atractiva pareja que hacían John-John Kennedy y Carolyn Bessette. Esta semana se cumplen 15 años del trágico accidente en avioneta que terminó con la vida de ambos. Quedaron sepultados bajo el agua en la Playa Philbin de Martha’s Vineyard. Cuando los encontraron, paradójicamente, aún llevaban el cinturón de seguridad puesto.
De haber seguido con vida, probablemente, John-John habría completado su estela de rubias, propia de la legendaria y atribulada saga de los Kennedy, y Carolyn  sería una chica divorciada más. Su matrimonio ya entonces se tambaleaba.
Sin embargo, hay otros romances a los que el paso del tiempo hizo grandes. Para ello no fue necesaria la muerte de nadie. Lo único importante en estos casos es el valor de lo extraordinario. Como extraordinaria fue la decisión de Charles Dickens de abandonar diez hijos y esposa en plena época victoriana y en su mayor momento de popularidad. El motivo: una joven actriz, Nelly Ternan, que supo encender la pasión de Dickens hasta casi hacerle perder la cabeza. Pronto podremos ver en las pantallas “La mujer invisible”, película que se adentra en este laberinto, dirigida y protagonizada por Ralph Fiennes y basada en la novela del mismo título, escrita por Claire Tomalin.
La literatura dentro de la literatura enaltece este romance y nos muestra la peculiar personalidad de Dickens, un hombre hecho de la nada, que trabajó como sus niños esclavizados de Oliver Twist en una fábrica de betún.  De enorme vitalidad, pero también capaz de destilar cierta crueldad y dureza, Dickens no fue un autor maldito, todo lo contrario, era una celebritie de la época. Poco le importaron las consecuencias y “el qué dirán” de su decisión de abandonarlo todo por amor.Alguien quiso ver en esta historia la repetición de su relación platónica con su cuñada, que murió por una enfermedad fulminante de la noche a la mañana. Se dice que Dickens perdió la inspiración temporalmente tras este suceso y que llevó hasta su muerte el anillo de Mary. Así que, aquí tenemos de nuevo a la muerte que es la que, en definitiva, convierte en ideales pero también irreales los grandes amores.

Decía Dickens que “el corazón humano es un instrumento de muchas cuerdas; el perfecto conocedor de los hombres las sabe hacer vibrar todas, como un buen músico”. Con los tiempos que corren yo no sé vosotros pero me resulta extraordinario hallar a esos virtuosos de la vida. Los hay, quizá que sí, pero casi siempre sepultados entre toneladas de miedo, cerrazón, angustia y pudor.
Acaso Dickens se quedó enganchado a Mary porque el amor ideal es como un paraíso perdido al que regresar. Pero no olvidemos que era un creador y ese paraíso casi siempre existe sólo en la mente del autor y, como en el enamoramiento, otorga a seres humanos  de carne y hueso, virtudes que no le corresponden ni de lejos. Los escritores nos empeñamos en crear la vida, en inventarla. Como decía Matute, crear es vivir. La realidad nos la fabricamos. Pero no podemos inventar a alguien que ya es. Y es un error pensar que cambiará o querer transformarlo.

 

En cualquier caso, podemos agarrarnos a eso de la profecía autocumplida, y creer y esperar lo mejor de alguien a quien queremos pero apoyándole en su debilidad.  Quizá esta generosidad sea más valiosa que el amor. Quizá torne lo ideal en fecunda realidad.

Ver Post >
Ana María Matute o el arte de soñar

 

 

 Con Ana María Matute en la Biblioteca Salvador García Aguilar de Molilna de Segura  en el primer año de Escritores en su tinta

Se nos fue la adorable Ana María Matute. Grandiosa escritora. Tan creadora como personaje. Ella se definía a sí misma como “La Matute”. Ella, como los grandes talentos que encontraréis por el mundo, se soñó a sí misma. Elaboró su estrategia, su objetivo, su personaje, su backstory y su futuro. Pero siempre desde la inocencia. Algo que esta sociedad no perdona y mucho menos la España franquista que le tocó vivir.

Me identifico totalmente con sus frases. Con su apuesta por la fantasía; Con su insobornable fe en Dios (“Me parecería una falta de cortesía que Dios no existiera”) y, en su caso, en el Gin Tonic. El amigo escritor Manuel Moyano fue a visitarla a su casa cuando fue presidenta del jurado del Premio Setenil y siempre recuerda con una sonrisa las opciones para beber: “¿Queréis té o bourbon?”

Estoy convencida de que la poderosa y creadora energía de Ana María Matute nos dio suerte a todos los que nos implicamos en el ciclo Escritores en su tinta. Fue la segunda invitada y la Biblioteca Salvador García Aguilar parecía la iglesia de la boda de Lolita. No cabía un alma. La gente estaba feliz con los libros de la Matute, atesorados por años en ediciones vetustas; con su gracia, con nuestra falta de comunicación porque olvidó el sonotone, con sus chascarrillos profundos, delirantes, trascendentes de una aplastante sencillez. Esa luz era inigualable.  Ana María, hasta el final, ha sido la eterna inmadura, la niña-adolescente de cabellos blancos.

Confieso que las personas inmaduras me han transformado. Hay que tener el valor para abismarse con ellos y “volar”. Algo que se auto prohíbe la mayoría de este país “conlaqueestácayendo”. El resultado es una sociedad amuermada ¿Sabéis qué? La vida me ha obligado a ser sensata y lo odio con todas mis fuerzas. Por eso, un día, decidí abandonar el rol de Wendy y rescatar la Campanilla que se esconde en todos nosotros. Probemos a jugar. La vida es un juego, o un teatro como decía Oscar Wilde. Pongámonos el disfraz de cordura y responsabilidad el tiempo que sea estrictamente necesario pero no olvidemos soñar. Sé que me repito, pero esta existencia me ha regalado momentos de indescriptible felicidad gracias a que soñé; incluso gracias a que me soñaron. Soñarnos los unos con los otros es mucho mejor que jodernos los unos a los otros ¿no creéis?

Para vivir hay que tener cojones e inocencia. Parece un binomio inconcebible pero recordemos cuántas lecciones de coraje nos han dado nuestros hijos en más de una ocasión. Cuánto valor tuvo Ana María para divorciarse de un marido abusador con los tiempos que corrían. Porque ella se soñó digna y no permitió que la plomiza y oscura realidad de la posguerra oscureciesen su luz. El precio a pagar fue muy alto pero por eso hoy todos escribimos y hablamos de ella: “Inventaréis citas que jamás pronuncié”, bromeaba.

Cuando algún ser querido me recrimina: “madura”, o me escucha en silencio mientras niega con la cabeza en plan “no, Lola, no”, me aferro más a la ficción. A nuestra ficción. A ese mundo paralelo que primero se sueña y luego te acontece. Porque así es. De ilusión también se vive. Os lo garantizo. La realidad la fabricamos nosotros cada día porque todos somos mágicos. Ana María vive en nosotros, en todos los que tuvimos apenas un reflejo fugaz de su brillo, en todos los que nos hemos quedado perdidos en su bosque de palabras porque, como dijo en vida,  “El triunfo de la sensatez es terrible”.

Si te prohíbes soñar, ya estás muerto.

Ver Post >
Sexo imaginario

Mi amiga Valèrie Tasso sostiene que siempre que hablemos de sexo, pensemos, escribamos de sexo es como si estuviéramos haciendo sexo. Algunos de mis seguidores de Facebook difieren de esa opinión. Yo les invito a conocer a Henry Miller o Anais Nin. Recuerdo con pavor mi primera excitación instantánea, en plena calle, mientras leía uno de los cuentos del libro “Pájaros de fuego”. Casi como un Síndrome de Stendhal, tuve que pararme, sentarme y tomar aire. El corazón latía a mil por hora y sentí una turbación brutal, casi violenta. Apenas tenía 14 años pero la curiosidad y el destino me llevaron aquel día a perderme entre aquellas páginas. Así que, mi primera relación sexual fue con un libro. Creo tanto en el poder de las palabras y de la mente que, sin duda, aparte de la química y los flechazos, los considero columnas fundamentales de la seducción.
El ejemplo más claro lo tenemos en Cyrano de Bergérac: “No necesitáis ojos para oír mi corazón”.  Si alguien te seduce con palabras, cuidado, puedes caer para siempre en sus redes. A veces sucede a la inversa. El enamorado se eleva y palabras mágicas, nunca antes dichas ni pensadas, salen de su boca.
Con palabras o sin ellas, todos, absolutamente todos hemos fantaseado en alguna ocasión con cierta persona que nos atraía. A veces, la realidad supera con creces la ficción. Felicidades. Lo más común es que suceda al contrario. Barbra Streisand le dice a Pierce Brosnan en “El amor tiene dos caras”: “te confieso que siempre has sido el hombre de mis sueños –y añade– Eras mejor en mis sueños“.
Al igual que los viajes que planeamos y que nunca haremos. Al igual que esa cita que quedó pendiente por un infortunio del destino (Sueno melodramática, qué se le va a hacer) El sexo soñado, también es sexo vivido. Incluso sentido. Exactamente igual que nos sucede con la literatura. Las lágrimas derramadas leyendo Los Miserables tienen para mi tanto valor como las que provoca una emoción real, qué se yo, un reencuentro anhelado por mucho tiempo (esos abrazos que vemos en los aeropuertos de Love Actually). Si nos adentramos en la música, podemos perdernos en un  bosque de emociones inabarcable ¿Por qué habrían de tener menos valor esa sensaciones que las que nos pueden sobrevenir un día cualquiera andando por la calle de nuestra ciudad?
Eusebio Poncela en Martín Hache habla de follarse a las mentes: “Me atrae un cuerpo cuando hay una mente que vale la pena admirar, conocer, poseer, dominar”. Y cuántas veces hemos escuchado esa frase de que el principal órgano sexual es el cerebro. Yo digo que no, que no lo es, pero sin duda, influye poderosamente en los mecanismos de seducción y los grandes seductores suelen tener una cabeza bien amueblada. Algunos, incluso, toda una cosmogonia particular, un mundo interior tan rico como una galaxia infinita. Para los curiosos, estos son los ejemplares más atractivos del universo. Porque son inabarcables, porque no sólo nos completan, si no que nos llenan, nos revolucionan.  Les puede acompañar un físico imponente o uno normalito pero su fuego interior les hará transformarse, evolucionar, mejorar. En definitiva, una persona inteligente acabará definiendo su exterior desde dentro. Conozco ejemplos asombrosos.
El sexo imaginario puede ser rico, completo, orgásmico, mágico pero, sobre todo, el sexo imaginario es el primer paso para que el sexo real funcione. Primero hay que soñarlo. Es de necios desdeñar los sueños porque son los cimientos de la vida y porque una relación sin fantasía es como hacer una tabla de Pilates.

Ver Post >
Houllebecq, Reverte, Mara Torres y Tasso en Escritores en su tinta 2014

  • La octava edición del ciclo, organizado por la Concejalía de Cultura
    del Ayuntamiento molinense, ha sido presentada en rueda de prensa hoy jueves 30
    de enero

 

  • La primera cita de esta edición tendrá
    lugar el martes 4 de febrero, a las 20.00 horas, con Javier Reverte en la Biblioteca Salvador García Aguilar

 

Javier Reverte, Valérie Tasso, Megan Maxwell, Blue Jeans, Michel Houellebecq y Mara Torres conforman el repertorio de la octava edición del Ciclo de Encuentros Literarios Escritores en su tinta 2014,
organizado por el Ayuntamiento de Molina de Segura, con la colaboración de la
Caixa
. El
ciclo ha sido presentado en rueda de prensa, hoy jueves 30 de enero, en la
Consejería de Cultura y Turismo de la Región de Murcia. Han asistido el Alcalde
de la Molina de Segura, Eduardo Contreras
Linares, el Director General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura y
Turismo, Francisco Giménez Gracia, la Concejala de Cultura, Mariola Martínez Robles, y la coordinadora del ciclo, la periodista y escritora Lola Gracia.
La primera citade esta edición tendrá lugar el martes 4 de febrero, a las 20.00 horas, en la Biblioteca Salvador García Aguilar (en Avenida del Chorrico, nº 44), con el madrileño Javier Reverte. Ya en abril, destaca la presencia del novelista y ensayista francés Michel Houellebecq, cuyas novelas se convirtieron en hitos de la nueva narrativa francesa de finales del siglo XX y comienzos del XXI.
La coordinadora del ciclo, Lola Gracia, ha resaltado “la especial complicación de conseguir cada año autores del perfil de Escritores en su tinta, autores conocidos por el gran público y con una trayectoria destacada, puesto que por la Biblioteca Salvador García Aguilar han pasado todos lo que son en el panorama literario español, con algunas excepciones”. “Por ello –añade-, el ciclo se internacionaliza por primera vez, y es una línea que pretendemos seguir para conocer de cerca esos otros escritores que también leemos y cuya obra cuenta con una repercusión notable en el mundo”.
En las ediciones anteriores han desfilado por Molina de Segura algunos de los escritores más destacados del panorama nacional e internacional, grandes figuras de la literatura, como Ana María Matute, Eduardo Mendoza, Alfredo Bryce Echenique, Ian Gibson, Andrés Trapiello, Enrique Vila-Matas, Zoé Valdés, Javier Cercas, Rosa Montero, Juan José Millás, Lorenzo Silva o Fernando Savater, entre otros.
 
CICLO

ESCRITORES EN SU TINTA 2014

Programa



Martes 4 de febrero, 20.00 h. Biblioteca Salvador
García Aguilar.
JAVIER REVERTE
(Madrid,
1944)
Treinta
años de profesión periodística le curtieron para ser uno de los mejores escritores de libros de viajes de nuestro país. Famoso por su trilogía de África, Javier Reverte es ese aventurero en el que todos nos quisiéramos
convertir. Vive pegado a una maleta, lo cual no le impide escribir también
alguna novela que otra (hasta el momento, lleva 10),  además de poesía, memorias, biografías y trabajos periodísticos como Bienvenidos al infierno. Días de Sarajevo (1994). Su pluma nos ha descubierto los secretos de Centroamérica, el Amazonas, Alaska y hasta el Ártico. ¿Dónde nos llevará de viaje con su próximo libro?



Jueves 6 de marzo, 20.00 h. Biblioteca Salvador
García Aguilar
.
VALÉRIE TASSO
(Región de Champagne-Ardenne, Francia, 1969)
Revolucionó el panorama literario de nuestro país en 2003 con su Diario de una ninfómana, cuya protagonista vive por y para el sexo, lo que la lleva a
experimentar situaciones tortuosas e, incluso, a ejercer la prostitución. Valérie
Tasso es Licenciada en Ciencias Económicas y en Lenguas Extranjeras y, aparte de colaborar en distintos medios (Canal Sur, La 2) como experta en temas de sexo, ha escrito también Paris la nuit, El otro lado del sexo (Mondadori) y Antimanual de sexo. Su trabajo ha sido traducido a más de 15 idiomas. Su último libro se titula El método Valérie.
Viernes 28 de marzo, 20.00 h. Biblioteca Salvador
García Aguilar
.
MEGAN MAXWELL
(Nuremberg, Alemania, 1965)
Nacida en Alemania, de madre toledana y padre norteamericano, es una escritora española de literatura romántica actualmente afincada en Madrid. Aunque publica tanto novela contemporánea como histórica, destaca por ser una de las principales representantes del subgénero romántico chick lit en España. A pesar de haber escrito una quincena de
novelas de distintos géneros (como el thriller, la fantasía, el drama y la literatura romántica), el éxito le llegó en 2009, cuando la editorial sevillana Máquina China apostó por la publicación de su obra Te lo dije
Jueves 3 de abril, 20.00 h.
BLUE JEANS
(Sevilla,
finales del siglo XX)
Francisco de Paula
Fernández, más conocido por su seudónimo Blue Jeans, es uno de los autores de literatura juvenil con más tirón y proyección en nuestro país. Estudió
Periodismo pero se pasó la infancia y la adolescencia escribiendo. En 2008 creó su blog Canciones para Paula, que terminó viendo la luz en papel y convirtiéndose en un fenómeno de popularidad y ventas. Esa primera novela se convirtió en una trilogía. También ha escrito otra trilogía que se inicia en ¡Buenos días, princesa! y continúa con No sonrías que me enamoro y ¿Puedo
soñar contigo?




Lunes 28 de abril, 20.00 h. Biblioteca Salvador
García Aguilar
.
MICHEL HOUELLEBECQ
(Saint-Pierre, isla de La Reunión,
departamento de ultramar de Francia, 1958)
Su obra está llena de frases lapidarias que te quitan la respiración. Por
ejemplo: “No hay que temerle a la felicidad, pues no existe”. Su estilo levantó
ampollas, en especial cuando publicó su segunda novela Las partículas
elementales
, y también con Plataforma, ambas señaladas como hitos de
la nueva narrativa francesa del siglo XX y comienzos del XXI. Algún crítico ha
señalado de él: “dice cosas asquerosas y además las dice asquerosamente. ¡Que
aproveche!”. Michel Houellebecq es premio Goncourt por el libro El mapa y el
territorio
, del que reconoció haber tomado algunos textos de la Wikipedia francesa.




Viernes 9 de mayo, 20.00 h. Biblioteca Salvador
García Aguilar
.
MARA TORRES
(Madrid,1974)
De todos los invitados a Escritores en su tinta, Mara Torres es la que tiene mayor vinculación con Molina de Segura, ya que fue finalista del IV Premio Setenil con la obra titulada Sin ti.
Esta periodista y escritora conoció la popularidad tras convertirse en líder de
las madrugadas en la SER con Hablar por hablar (2006). Su
primera publicación se relaciona precisamente con este programa, donde recopila anécdotas del mismo. Desde ese año, la encontramos en La 2 de RTVE. En 2013 llegó su consolidación como escritora siendo una de las finalistas más prometedoras del Planeta con La vida imaginaria.

 

Ver Post >
Sobre el autor lolagracia
Periodista y escritora. Responsable de la empresa de Comunicación G Comunicación Creativa, gestora cultural columnista de La Verdad de Murcia y colaboradora de Onda Cero Murcia

Últimos Comentarios

mesasilla 27-10-2017 | 06:14 en:
La bestia sutil
lolagraciaexpo 27-06-2017 | 10:10 en:
La lista de Katy
mesasilla 20-06-2017 | 16:46 en:
Despatarres
mesasilla 20-06-2017 | 16:44 en:
La lista de Katy
mesasilla 15-05-2017 | 06:53 en:
Ciberataques y exhumaciones

Categorías

Etiquetas

Otros Blogs de Autor